Noticias

El legado solidario, un gran apoyo para entidades sin ánimo de lucro

El legado solidario consiste en plasmar una donación en el testamento destinada a una o varias entidades sin ánimo de lucro. Aunque muchas personas desconocen las singularidades de esta opción, es una gran forma de apoyar aquellas causas que te importan y ayudar a estas organizaciones a continuar con su labor.

Los fueros de Aragón establecen que el 50% de la herencia corresponde a los descendientes: es la “legítima”. Sobre la mitad restante se puede decidir libremente en el testamento, siendo la parte que, de forma parcial o completa, puede dejarse como legado solidario.

 

Sin impuestos

 

Las entidades sin ánimo de lucro, como ATADI, no están sujetas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones y los legados están exentos en el Impuesto de Sociedades, de modo que si una entidad recibe un legado, no paga impuestos por ello. Así, el 100% del legado se destina a la causa elegida.

Hacer testamento es la única forma de asegurarse de que nuestro patrimonio se destina a personas y fines acordes con nuestros deseos. Además, hacer un testamento es un trámite sencillo y económico. El notario que realice el testamento lo redactará según los deseos del testador y se ocupará, llegado el momento, de notificarlo a la asociación sin ánimo de lucro que sea beneficiaria.

 

Es posible colaborar con varias causas

 

Cualquier donación, por pequeña que sea, puede constituir un legado solidario. Se pueden legar propiedades, bienes muebles, dinero, etc. Esta donación no perjudica ni cuesta nada en vida pero es muy importante para que entidades sin ánimo de lucro como ATADI puedan continuar con su misión. Además, en el testamento se pueden dejar como legatarias a una o varias entidades, de modo que se puede colaborar con más de una causa.

En el caso de ATADI, los legados solidarios ayudan a que la entidad continúe prestando asistencia a personas con discapacidad intelectual en la provincia de Teruel, fomentando su integración laboral y ofreciéndoles los apoyos necesarios para que puedan tener una vida plena y en condiciones de igualdad.

 

Ayudar a quien lo necesita

 

Por ejemplo, los legados a ATADI pueden destinarse a costear terapias de psicomotricidad, sesiones de fisioterapia o psicopedagógicas; adquirir un vehículo adaptado que permita el transporte de personas con movilidad reducida; o para sufragar actividades de ocio para personas con discapacidad intelectual. Por pequeña que sea la contribución, puede ayudar a mejorar la vida de personas que lo necesitan.

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a este portal web que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos. Configuración e información

ACEPTAR
Aviso de cookies