Noticias

Dos programas de ATADI fomentan la inclusión social y la asistencia personal en el medio rural

ATADI continúa, un año más, apostando por mejorar la inclusión y la atención que reciben las personas con discapacidad, con especial hincapié en el medio rural. Por ello, en 2022 ha contado con dos programas específicos, financiados por el Fondo Social Europeo y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

 

Asistencia personal

 

El primer programa, denominado ‘Proyecto Piloto de Asistente Personal en el medio rural y mantenimiento de centros en entornos rurales (Jiloca, Valderrobres y Maestrazgo)’ ha sido financiado gracias al Programa de la Red de Integración Social de Personas con Discapacidad (ISPEDIS) en el marco del Programa Operativo del Fondo Social Europeo en Aragón, a través de la asignación adicional de fondos REACT-UE como parte de la respuesta de la Unión a la pandemia de COVID-19.

El objetivo del proyecto es “cubrir las necesidades particulares de cada persona con discapacidad intelectual, ofreciéndole los cuidados o apoyos que necesite, para que pueda vivir en su domicilio el mayor tiempo posible, evitando o retrasando su ingreso en una residencia”, explican fuentes de ATADI. Así, las personas con discapacidad pueden seguir desarrollando su vida en su entorno habitual, con sus familiares, amigos y vecinos. Los apoyos que presta el asistente personal son de lo más variado: apoyos asistenciales, de acompañamiento, de ocio, apoyo domiciliario, asesoramiento y adaptaciones en el hogar, etc.

Además, este programa también contribuye al mantenimiento de varios centros rurales de ATADI que ofrecen los mismos servicios que el resto pero que cuentan con un bajo número de usuarios, lo cual dispara los costes. Estos centros son ATADI Jiloca (en Monreal del Campo), ATADI Valderrobres y ATADI Maestrazgo (en Cantavieja).

 

Inclusión Social

 

El segundo programa responde al nombre de ‘Fomento del empleo para personas en riesgo de exclusión social’ y está financiado en el marco del Programa Operativo del Fondo Social Europeo en Aragón, a través de la asignación adicional de fondos REACT-UE.

Gracias a este programa se ha contratado a jornada completa a dos mujeres con discapacidad intelectual y psíquica, respectivamente, que realizan tareas de limpieza en los centros de ATADI de Alcañiz y Teruel. Las personas candidatas a la selección laboral han sido derivadas de la Red Básica de Servicios Sociales, del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, del INAEM o de programas concretos de inserción, siendo todas ellas personas en riesgo de exclusión social.

Las personas seleccionadas recibieron un curso de formación relacionada con el puesto de trabajo y se realiza un seguimiento, con tutorías individuales y con apoyo complementario cuando es necesario.

Entre los objetivos del programa, además del fomento de empleo para personas en riesgo de exclusión, “se pretende impulsar el empleo femenino, ya que las mujeres con discapacidad cuentan con menos oportunidades laborales que el resto”, añaden desde ATADI.