Noticias

ATADI programa actividades en verano aptas para todos sus usuarios

Durante los meses de julio y agosto, los centros de ATADI adaptan sus actividades para ajustarse a las preferencias y características de sus usuarios, personas con discapacidad intelectual cuyas necesidades de apoyo son muy variables de unas a otras. Para ello, “cada centro prepara su propia programación de actividades, en función del número de usuarios que atiende y sus capacidades, sin olvidar actividades específicas para aquellas personas con mayores necesidades de apoyo”, explican desde la entidad.

 

En verano, más actividades al aire libre

 

El aumento de temperaturas, unido a la menor demanda de trabajo en los centros ocupacionales, propicia que abunden las actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza, aprovechando que los centros de ATADI se encuentran ubicados en el medio rural turolense. Por ello son muy habituales las “escapadas a localidades cercanas de la propia provincia de Teruel, la realización de rutas senderistas, el baño en piscinas o pozas, los juegos en rincones naturales cercanos a los centros” y otras propuestas similares, apuntan fuentes de ATADI.

Hasta la playa han llegado las escapadas, ya que por segundo año consecutivo la pandemia ha impedido llevar a cabo el Programa Vacaciones de ATADI, gracias al cual las personas con discapacidad intelectual usuarias de la entidad disfrutan de una semana de vacaciones en diferentes puntos de la costa española. En su lugar, este verano se ha optado por realizar viajes a playas cercanas con ida y vuelta en el mismo día. Así, los usuarios han podido cambiar de rutina, disfrutar del mar y conocer lugares distintos.

“Esperamos poder retomar el Programa Vacaciones en 2022, ya que estos viajes son un soplo de aire fresco para los usuarios, que viven nuevas experiencias junto a sus compañeros de otros centros, y un respiro para las familias y personas cuidadoras de aquellos usuarios que viven en el hogar, que pueden aprovechar para dedicarse tiempo a sí mismas”, exponen desde ATADI.

 

Participación en las actividades de verano locales

 

La entidad turolense siempre ha formado parte activa de la comunidad local, por lo que desde los distintos centros también se aprovecha para participar o asistir a actividades propuestas en su ámbito cercano, tales como exposiciones o espectáculos, dentro de lo que la normativa anti-Covid permite realizar con seguridad.

La entidad trabaja para ofrecer alternativas de ocio realmente inclusivas, que tengan en cuenta a todo tipo de personas con discapacidad intelectual, desde las más autónomas, hasta aquellas que requieren apoyo para realizar la mayor parte de las acciones de su vida diaria. Por ello, siempre que es posible se programan actividades en las que puedan participar todos los usuarios; cuando no es posible, se realizan actividades específicas para las personas con un mayor grado de dependencia, centradas en cada persona y sus preferencias.

“Todas las personas merecen y necesitan disfrutar de espacios de ocio y tiempo libre de calidad. Y disfrutamos verdaderamente de nuestro tiempo libre cuando lo pasamos haciendo aquellas cosas que más nos gustan y que nosotros elegimos”, comentan desde ATADI. “Por ello, respetamos al máximo posible los gustos y elecciones de la persona con grandes necesidades de apoyo. Debido a que la mayor parte de su vida está dirigida por terceras personas, hay que brindarles espacios de decisión y respetar sus preferencias”.

 

Un verano más cerca de la “normalidad”

 

Por último, desde ATADI recuerdan que “la pandemia ha limitado mucho la tan necesaria socialización de las personas con discapacidad intelectual, por lo que estas actividades veraniegas sirven también para recuperar el pulso de su inclusión social”.