Noticias

Los centros de ATADI celebran un Carnaval diferente

El Carnaval ha llegado a los centros de ATADI, a pesar de que la pandemia impide que esta festividad pueda celebrarse de la manera tradicional. Sin embargo, es posible celebrar el Carnaval ambientando las instalaciones o adaptando algunas actividades en torno a esta temática, respetando siempre los grupos «burbuja» y el resto de las medidas preventivas frente al COVID-19.

 

La tradición del Carnaval

 

En Mora de Rubielos existe una gran tradición de celebración en torno al Carnaval, por lo que en la residencia de ATADI han preparado un programa de actividades que comenzó el Jueves Lardero (11 de febrero) con “el pinturete”. Antiguamente, “el pinturete” consistía en que los niños, y no tan niños, manchaban la cara a las niñas; basándose en esta tradición, pero adaptándola a la actualidad y a la situación sanitaria, los residentes pintaron sus caras con azulete. El programa continuó en días sucesivos con actividades como lecturas de Carnaval, creación de disfraces, un taller de máscaras o una chocolatada.

También en ATADI Valderrobres se sumaron al Carnaval, para lo cual crearon un photocall y desfilaron con distintos disfraces. Para que la actividad fuera segura, se llevó a cabo la completa desinfección de los disfraces, con lavado a altas temperaturas, planchado y cuarentena; además, cada prenda y complemento se asignó a una única persona y se mantuvieron las rutinas y medidas de prevención.

 

Nuevos disfraces de Carnaval

 

Por su parte, en ATADI Alcorisa han decorado el centro con una exposición de fotografías llenas de color y protagonizadas por los propios usuarios, caracterizados con diferentes complementos. Además, los residentes disfrutaron de una sesión musical en la que pudieron escuchar sus temas preferidos.

Otro centro que se ha sumado al Carnaval ha sido ATADI Utrillas, donde han realizado una actividad de reciclaje para crear nuevos disfraces con otros antiguos y jugar con ellos a una variante musical del Juego de la Oca, que combina la adivinanza de canciones y el juego con complementos para configurar un disfraz completo.

En la Sierra de Albarracín tampoco han dejado pasar el Carnaval y en el centro de ATADI ubicado en Orihuela del Tremedal se han decantado por derrochar creatividad en tiempos de pandemia. Las mascarillas han sido la base para diseñar unas coloridas máscaras que, sumadas a unos sombreros creados con papel, han sido el disfraz perfecto para los usuarios del centro ocupacional.

 

Un Carnaval muy creativo

 

Los antifaces han sido el elemento en torno al cual ha girado el Carnaval en ATADI Alcañiz. En este centro ocupacional se ha realizado un taller creativo de confección de antifaces y han disfrutado de una sesión de música festiva.

En ATADI Maestrazgo, en línea con el lema «aquí pintamos todos», decidieron disfrazarse de pintores, tanto en la residencia como en el centro ocupacional. Personas mayores y personas con discapacidad intelectual participaron en esta actividad llena de color.

Los usuarios del centro ocupacional ATADI Jiloca también se disfrazaron, con brillantes sombreros y coloridas pajaritas.

Por último, en Andorra celebrarán el Carnaval el último fin de semana de febrero, para lo cual han previsto realizar un concurso de disfraces sorpresa. Cada residente, con el apoyo del personal, elaborará su propio disfraz en secreto y lo presentará ante sus compañeros en un desfile.

Este tipo de actividades resultan fundamentales para variar la rutina de los centros de ATADI, ya que la pandemia ha limitado o impedido gran parte de las actividades habituales. Además, los usuarios de residencia tienen la movilidad y las visitas muy restringidas desde marzo de 2020, por lo que celebraciones como esta suponen un soplo de aire fresco en su rutina diaria.