Noticias

Valderrobres acoge un encuentro de lideresas con discapacidad intelectual

Este miércoles, 30 de noviembre, la localidad de Valderrobres ha sido el escenario de un nuevo encuentro de ‘Lideresas para el cambio’, una iniciativa de Plena inclusión España en la que participa Plena inclusión Aragón, para empoderar a mujeres apoyando la participación política, social, el liderazgo y la toma de decisiones de las mujeres con discapacidad intelectual y del desarrollo. ATADI Valderrobres ha sido la entidad organizadora del encuentro en esta ocasión, con motivo del décimo aniversario de la apertura de este centro ocupacional, que actualmente atiende a ocho personas con discapacidad intelectual.

“La escasa participación de las mujeres en las organizaciones dedicadas a la discapacidad y en sus órganos de gobierno, tanto en las juntas directivas como en los patronatos, por problemas de comprensión en el caso de las mujeres con discapacidad intelectual, o por problemas de conciliación en caso de mujeres con y sin discapacidad, requiere de medidas concretas que faciliten su incorporación y contribución”, apuntan desde Plena Inclusión Aragón.

 

Seis mujeres en el equipo aragonés

 

Por ello, desde Plena Inclusión se ha impulsado la creación de una Comunidad de Lideresas en toda España y, a nivel autonómico, Plena inclusión Aragón ha generado un equipo de liderazgo femenino formado por seis mujeres. ATADI participa en este programa a través de Luisa Castel, madre de una mujer con discapacidad intelectual con grandes necesidades de apoyo usuaria de ATADI Valderrobres, que representa a estas mujeres y a sus cuidadoras.

Castel comenta que “aunque se ha avanzado en igualdad de derechos de las mujeres, los cuidados de las personas con discapacidad y los problemas de conciliación siguen recayendo en mayor medida en las mujeres, sobre todo en las generaciones de mayor edad, y por ello participamos menos en las directivas y otros espacios de toma de decisiones”.

Por su parte, Ester Bernad, directora de ATADI Valderrobres, apunta que “en los últimos años ha aumentado la representación femenina en los órganos de gobierno de las asociaciones, pero todavía quedan barreras por derribar para una participación igualitaria”. Vivir en el medio rural puede convertirse en una barrera más, ya que “hay menor acceso a formación, tecnología y actividades específicas, por lo que se pierden oportunidades de participación”, remata Bernad. Este encuentro pretende contribuir a reducir esta brecha de género.

 

Una experiencia de empoderamiento

 

A la jornada desarrollada en Valderrobres han asistido una docena de mujeres, para conocer el programa ‘Lideresas para el cambio’ mediante una proyección y vídeos de mujeres participantes. Las asistentes han escuchado a Luisa Castel y a Ester Salas, presidenta de ‘Los que no se rinden’, la primera asociación creada en España solo por personas con discapacidad intelectual, y miembro de la Plataforma Estatal de Representantes de Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo. Ambas han explicado cómo están viviendo esta experiencia en el programa.

Por último, se han desarrollado varios talleres participativos sobre liderazgo femenino, mujeres referentes y participación política y social en el medio rural, entre otros temas relacionados.

 

Apoyo mutuo y formación

 

El equipo de lideresas de Aragón ha participado en varias reuniones con los diferentes equipos de toda España, donde han podido conocerse para trazar de forma conjunta las acciones de sensibilización y capacitación desarrolladas a lo largo de 2022.

Entre las acciones desarrolladas en este programa, además de la creación de la comunidad de lideresas, se va a hacer un estudio para conocer qué pasa con la participación de estas mujeres en los órganos del gobierno y qué problemas tienen para llevarla a cabo. Con los resultados del estudio se hará una Guía de cultura de igualdad para ayudar y favorecer esta participación. También se van a realizar formaciones y acciones de sensibilización, dentro y fuera de las entidades, sobre igualdad de género y participación social.

Este programa es posible gracias a una subvención concedida por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 con cargo a la asignación tributaria del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas.