Noticias

Jóvenes dinamizadores rurales de la Comarca del Matarraña realizan talleres con usuarios de ATADI

Un grupo de voluntarios con edades comprendidas entre los 13 y 17 años pertenecientes al programa de Jóvenes Dinamizadores Rurales de la Comarca del Matarraña ha realizado una actividad en el centro ATADI Valderrobres. La propuesta partió del Servicio de Juventud de la comarca, que invitó a los jóvenes a conocer el trabajo de ATADI y a acercarse a la discapacidad.

En primer lugar, los jóvenes dinamizadores rurales visitaron el centro ATADI Valderrobres y a sus usuarios el 30 de noviembre. Bajo la dirección de Esther Bernad, responsable del centro, participaron en varias dinámicas de grupo sobre qué es la discapacidad, con qué problemas se encuentran las personas con discapacidad, cómo hay que tratarlas, etc. Al finalizar, se acordó que los jóvenes propondrían una actividad a los usuarios según sus intereses y la realizarían unos días después.

Dicha actividad se realizó el 14 de diciembre en el centro de ATADI. Los jóvenes voluntarios propusieron a los usuarios dos talleres, a partir de los gustos y preferencias que habían demostrado en la primera visita.

Música y cocina

El primer taller se dedicó a la música y el baile, gracias a las demostraciones de los jóvenes, que tocaron instrumentos como el saxofón o el teclado y enseñaron pasos de baile moderno y jota. Los usuarios de ATADI Valderrobres pudieron tocar los instrumentos y demostrar sus dotes en la danza, aprendiendo algunos pasos.

La música dio paso a la cocina con un taller de galletas navideñas. Usuarios de ATADI y voluntarios se dividieron por parejas, de modo que cada usuario contara con el apoyo de uno de los jóvenes. El resultado: unas galletas riquísimas, de multitud de formas y colores, que embolsaron y se llevaron a casa para compartir con sus familiares. Este taller permitió que los usuarios desarrollaran su creatividad e imaginación y, además, aprendieran una receta sencilla. Para los voluntarios supuso también la oportunidad de trabajar directamente con los usuarios, guiándolos y apoyándolos cuando era necesario.

La valoración de esta actividad fue muy positiva, tanto por parte de los Jóvenes Dinamizadores Rurales como de los responsables de ATADI. El camino hacia una sociedad realmente inclusiva pasa por la visibilización de todas las discapacidades existentes, siendo muy importante que el conocimiento de la discapacidad se produzca desde la infancia y adolescencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies